Revista Vórtice #19 Secretos de la materia “Los inhibidores “verdes” de la corrosión”

Los inhibidores “verdes” de la corrosión

Ian Didiere Vázquez Aguirre * autor

Hoy en día el uso de materiales metálicos (MM) facilita las condiciones de vida del hombre, por lo que sería prácticamente imposible hablar de desarrollo, avance y modernización, sin mencionar el uso y aplicación de los MM. Sin embargo, los metales tienden a deteriorarse por su alta susceptibilidad al oxígeno presente en el ambiente en el que se encuentren (aire, agua o suelo). El deterioro de los MM ocurre por una reacción de tipo óxido-reducción, que se produce entre el metal que compone al material y el oxígeno del medio. Por ejemplo, una varilla base fierro (Fe) que se encuentra a la intemperie, con el paso del tiempo se oxidará, apreciándose como resultado la aparición de un residuo color rojizo marrón en su superficie, lo que da cuenta de la formación de óxidos de fierro (FeO y Fe2 O3). Dependiendo del metal base del MM es la coloración que toma la deposición de los respectivos óxidos.

La corrosión es un proceso imposible de evitar y se presenta en todas las estructuras metálicas, por lo que es uno de los principales problemas que causan pérdidas económicas en el ámbito industrial y generan contaminación. Para reducir los daños que provoca la corrosión en tuberías, tanques de mezclado, tubos en espiral y otras superficies de materiales, equipos e instrumentos metálicos, es posible mitigar la velocidad a la que ocurre.

Entre los diferentes métodos de prevención y control de la corrosión, el más rentable y práctico es el uso de inhibidores de la corrosión (IC), que son substancias o aditivos que al ser aplicados sobre la superficie metálica, forman una barrera protectora que protege el metal contra los agentes corrosivos que lo atacan. Otra vía es añadir los IC en pequeñas concentraciones en el medio agresivo, lo cual produce una disminución en la velocidad de la corrosión.

Actualmente, en el desarrollo de los IC, diversas investigaciones se encaminan en la evaluación de diferentes compuestos heterocíclicos nitrogenados, los cuales han resultado ser adecuados IC. Sin embargo, muestran los siguientes inconvenientes: elevado costo, alta toxicidad y el hecho de ser muy prolongada su permanencia en el ambiente. Debido a los peligros que acarrea el uso de IC de tipo orgánico sintético, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) y la Directiva de Restricción de Sustancias Peligrosas de la Unión Europea, se han encargado de proponer nuevas legislaciones ambientales, como la Ley de Control de Sustancias Tóxicas, para restringir el uso indiscriminado de diversos compuestos tóxicos (entre ellos, los IC) y proponer nuevas opciones de estudio que motiven la generación de investigación y desarrollo de IC ambientalmente amigables. Por ello, el estudio de inhibidores de origen vegetal ha despertado gran interés y actualmente se realizan diversos estudios e investigaciones en la búsqueda y exploración de moléculas naturales que sean eficientes como IC. Se trata de materiales vegetales, comestibles y/o medicinales, que son de origen natural, biodegradables, no tóxicos, de bajo costo y ambientalmente amigables; por lo que se han llamado inhibidores verdes de la corrosión (IVC), lo que permite considerarlos ecológicos, sustentables y finalmente aceptables.

La intención de mitigar los procesos de corrosión ha propiciado la apertura y expansión de un tema relevante en el intento de preservar los MM, principalmente por los altos costos que supone el reemplazo total de piezas corroídas, así como para garantizar la seguridad en la prevención de accidentes, puesto que frecuentemente conllevan la pérdida de vidas humanas y derrames en el ambiente. Éstos afectan todo el ecosistema donde se produce el evento, lo cual perjudica catastróficamente la fauna y la flora, así como los suelos, al penetrar en el subsuelo y llegar hasta los mantos freáticos, con efectos que pueden ser muy persistentes.

Actualmente, en la Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería, los doctores María Guadalupe Valladares Cisneros y Álvaro Torres Islas realizan actividades de investigación orientadas al estudio de IVC, para el desarrollo de alternativas verdes de control de la corrosión de MM en diferentes medios agresivos, como los bioenergéticos (biodiesel y gasohol).

* Estudiante de maestría. Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería, UAEM. ian121294@gmail.com

Revista Vórtice #19 Secretos de la materia “Omega-3 como neuroprotector”

Omega-3 como neuroprotector

Jorge Luis Martínez Osorio * autor

A lo largo de la historia, los omegas se han obtenido a través de la dieta, sin conocer los beneficios que conlleva su consumo. Tienen un gran aporte para la prevención de enfermedades, principalmente neurodegenerativas, las cuales se pueden definir como aquellas que con el paso del tiempo van avanzando y provocan un daño gradual, tanto físico como mental. También previenen las enfermedades cardiovasculares, que afectan el corazón y los vasos sanguíneos, por ejemplo: presión alta e infarto al miocardio. Entre los beneficios se destacan acciones neuroprotectoras; esto quiere decir que brindan protección a las neuronas y crean un ambiente favorable en el cuerpo para no desarrollar cierto tipo de afecciones.

Hasta el año 2006 se dieron a conocer los beneficios de los omegas, sobre todo de los omega-3; esto debido a que se realizaron estudios sobre el estilo de vida de la población europea, que se caracteriza por consumir una dieta mediterránea, la cual se basa en su mayoría en el consumo de semillas, pescados, aceites y vid, que son los principales alimentos ricos en estos ácidos grasos (omega-3). Un estudio reveló que esa población era menos propensa a padecer enfermedades cardiovasculares, al igual que neurodegenerativas, por el gran consumo de omegas presentes en su dieta.

Los omega-3 son ácidos grasos de cadena larga, los cuales son esenciales para la especie humana, ya que no los biosintetiza, esto quiere decir que el cuerpo no los puede elaborar; se pueden obtener mediante la dieta y provienen de los ácidos eicosapentaenoico (EPA ) y docosahexaenoico (DHA),los cuales se pueden encontrar en las profundidades del mar, en los pescados grasos o pescados azules, como lo son el arenque, la sardina, el salmón y la anchoa, entre otros. El consumo de este tipo de especies marinas de color azul puede tener alguna utilidad en los tratamientos o en la reducción de afecciones de distintas enfermedades, como problemas cardiacos o neurodegenerativos, además se ha observado que tiene un efecto positivo contra la inflamación.

Las enfermedades neurodegenerativas siempre han existido, pero se relacionaban mayormente con factores hereditarios, edad, nivel socioeconómico y ocupación laboral; en los últimos años se ha encontrado una relación de estas enfermedades con la dieta, sobre todo con los omegas. Hoy en día su consumo en la dieta se propone para la prevención y/o tratamiento de estas enfermedades, ya que tienen un fuerte impacto.

Se han hecho estudios que demuestran que un consumo deficiente de omega-3 produce pérdida de la memoria y de la agudeza visual, problemas de aprendizaje y alteraciones cognitivas que implican una deficiencia en las funciones básicas, como el habla, la atención e incluso el comportamiento, y que puede desencadenar en enfermedades como la demencia y delirios. Lo mismo pasa en las enfermedades neurodegenerativas; los pacientes que presentan la enfermedad de Alzheimer tienen bajas concentraciones de omega-3 en el cerebro y la sangre.

El papel principal del omega-3 es a nivel del sistema nervioso, especialmente en el central, pues ayuda al desarrollo cognitivo, auditivo, visual y a la memoria del aprendizaje.

La principal causa del Alzheimer es la edad, ya que con ella se van oxidando mayormente las neuronas. Los omega-3 actúan como protectores de éstas, en conjunto con otros antioxidantes (naturales), por eso es importante consumir omega-3 en la dieta diaria, ya que si tenemos buen consumo desde jóvenes, podemos prevenir la aparición de la enfermedad. Estos ácidos grasos se proponen como tratamiento porque actúan retardando el progreso del Alzheimer y disminuyendo los síntomas. Cabe aclarar que esta enfermedad no tiene cura. Para su tratamiento se pueden utilizar suplementos de omega-3 en la dieta, además de ácidos grasos y antioxidantes.

Este tratamiento aún está en evaluación, ya que su descubrimiento es relativamente nuevo, pero mediante los diversos estudios que se han realizado en pacientes con esta enfermedad, se ha demostrado que sí se tiene una respuesta favorable. Por ello se busca fomentar un mayor consumo de omega-3 en la población, ya que se demostró que tienen un papel importante en el organismo, previniendo enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares.

* Estudiante de licenciatura. Facultad de Nutrición, UAEM. luis19azu@gmail.com

Revista Vórtice #19 Ser humano “Tecuani, el devorador”

Tecuani, el devorador

Raúl Valle Marquina * autor

La fauna constituye un elemento clave en expresiones religiosas, simbólicas y místicas. En diversas culturas se observa la presencia de especies animales con un papel importante en su forma de ver y explicar el mundo. Se les concibe como seres participantes en la creación, renovación y destrucción del universo; como aliados del hombre, al ayudarle a descubrir recursos para su beneficio; y como representaciones de dioses, llegando a ser figuras centrales en rituales. La fauna juega un papel preponderante al aportar numerosos elementos en la cosmovisión de distintos grupos humanos, lo cual se hace evidente en diversas manifestaciones culturales, como pinturas, esculturas, artesanías, leyendas, mitos y danzas.

La danza de los tecuanes

El término tecuani o tecuán (de origen náhuatl) se traduce literalmente como “el devorador” o “el que come gente”, haciendo generalmente referencia al felino más grande del continente americano: el jaguar, o también llamado tigre.

El jaguar (Panthera onca) es el felino que presenta históricamente la distribución más amplia en el continente americano. Habita desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina. Puede pesar hasta 160 kg y medir de 1.12 a 1.85 metros. Durante su actividad de cacería, puede atravesar caparazones de tortugas con sus poderosas mandíbulas o capturar presas de más de 200 kg, como cocodrilos. A pesar de ser un animal robusto, el jaguar es bastante ágil; puede desplazarse en un amplio territorio, saltar entre los árboles y nadar grandes distancias. Dichas características biológicas fueron determinantes para que las sociedades precolombinas hicieran del jaguar un referente simbólico en su cosmovisión, asociándolo con rituales, objetos sagrados y mitos.

La danza de los tecuanes representa una de las expresiones escénicas de la cosmovisión indígena mesoamericana, y aun cuando se desconoce con exactitud el lugar y época de su inicio, posee características que atraen la atención de los espectadores, por la interpretación teatral, humorística y de fiesta que se desarrolla durante su ejecución. Su trama se basa en la representación de los esfuerzos de unos cazadores por conseguir atrapar a un jaguar.

A pesar de que se han registrado variantes en Oaxaca, Veracruz, Chiapas y Centroamérica, esta danza tradicional se encuentra especialmente arraigada en comunidades campesinas e indígenas de estados del centro del país, como Morelos, Estado de México, Puebla y Guerrero, presentándose en distintas fiestas patronales y religiosas. De acuerdo con el historiador Óscar Cortés Palma, en esta zona la danza de los tecuanes se clasifica en cuatro variantes regionales: danza tipo Coatetelco (Morelos), tipo Acatlán de Osorio (Puebla), de los lobitos (Estado de México) y tipo Teloloapan (Guerrero), las cuales se diferencian por los personajes, el vestuario y las melodías con las que se bailan.

De las cuatro variantes regionales, la danza de los tecuanes tipo Coatetelco es la más interpretada, bailándose principalmente en comunidades de Morelos y Guerrero. Su nombre fue designado por el investigador mexicano Fernando Horcasitas al estudiar la danza en la comunidad indígena de Coatetelco, Morelos, en la década de 1970.

La trama general en esta variante comienza cuando el salvadorchi, o hacendado, encarga a su mayeso (ayudante) que capture al jaguar que ataca a sus animales. Sin embargo, al fracasar éste en el cumplimiento de la tarea, el hacendado contrata a cazadores (el lancero, el flechero, el trampero, el yerbero, el tirador y el rastrero, junto con sus perros), y con ayuda del ermitaño, quien es un sabio loco que conoce los montes, cazan al tecuani. El pitero es un personaje invariable en la mayoría de las versiones de la danza y es quien mediante una flauta de carrizo y un tambor toca las diferentes melodías. Otros personajes que aparecen en la trama son venados, zopilotes y doctores. Estos últimos curan a los heridos durante la búsqueda y el enfrentamiento con el jaguar.

En comunidades indígenas como Coatetelco, Xoxocotla, Alpuyeca, Ocotepec y Tetelpa, en el estado de Morelos, es considerada como una danza teatro, en la que aún se conservan los diálogos originales en náhuatl, sin embargo, en lugares de la región de la montaña de Guerrero, como Zitlala, la danza de los tecuanes representa una ceremonia ritual, en la que los tecuanis verdes y amarillos combaten tan fuerte que sangran, como un acto de sacrificio. El derramamiento de sangre tiene como finalidad la bendición de las semillas y la petición de lluvia para el temporal ante la Santa Cruz el 3 de mayo, lo que muestra una mezcla entre elementos prehispánicos y novohispanos.

Finalmente, vale la pena concluir que la recuperación y conservación de estas tradiciones, donde los elementos principales son representados por animales, no solamente ayuda a resguardar componentes de la identidad de las comunidades, sino también refuerza el valor sociocultural de la fauna, destacándola como elemento importante de las diferentes expresiones culturales.

* Estudiante de maestría. Centro de Investigaciones Biológicas, UAEM. rvallemarquina@hotmail.es

Revista Vórtice #19 Ser humano “¿Qué tanto sabes sobre las dietas?”

¿Qué tanto sabes sobre las dietas?

María Fernanda Cano Bernal * Autora

Actualmente han surgido enfermedades crónicas que están relacionadas directamente con el estilo de vida y la alimentación, ya que se consumen mayormente alimentos procesados, que son ricos en grasas saturadas, azúcares y sodio, y que son a los cuales se atribuye la aparición de enfermedades, aunque también se deben a problemas genéticos que pueden desencadenar una deficiencia de alguna enzima o mal funcionamiento del organismo.

Dieta Paleolítica

Se basaba en alimentos de origen animal. Como ahora sabemos, la alimentación de nuestros antepasados era escasa y la caza de animales que tenían a su alcance era la opción más satisfactoria para ellos. En la actualidad existen diversas civilizaciones, las cuales aún sobreviven con base en esta dieta, civilizaciones aisladas del mundo actual, que habitan, por ejemplo, en zonas tropicales. Sin embargo, no sólo se practica la caza de animales, sino que también se practica la agricultura. Realizar un estimado de nutrientes de estas civilizaciones nos podría dar una noción de los que son “genéticamente benéficos” para la humanidad en la actualidad, dependiendo de la ascendencia o de la zona geográfica para que, de esta manera, estos nutrientes puedan ser mejor aprovechados, e incluso usados para la prevención de enfermedades.

En comparación con la dieta actual (carnívora), existe una diferencia no sólo en el tipo de animal, sino también en la calidad de la carne; por ejemplo, hace millones de años los animales tenían un porcentaje de grasa inferior al de los animales domesticados utilizados para el consumo humano, tomando en cuenta que eran “libres”, entonces el ejercicio de la supervivencia era lo que aumentaba su porcentaje muscular y disminuía el porcentaje de grasa. Por lo tanto, la cantidad de calorías era menor y la cantidad de proteínas era mayor por gramo de carne, lo que se ve reflejado en la actualidad con la tasa de enfermedades relacionadas con la obesidad.

 Hablando de los alimentos de origen vegetal, la alimentación se basaba en distintos granos y cereales, plantas silvestres, etcétera. Actualmente se conocen sus propiedades, como los aminoácidos, que contienen un nivel óptimo de proteínas y bajo de calorías; esta dieta se basa en el aumento de proteínas y disminución de calorías, como era utilizada por nuestros antepasados. Planteando más estudios sobre esta dieta se pueden prevenir enfermedades o tratar algunas con base en ella.

Dieta DASH

La dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension, que significa estrategias dietéticas para detener la hipertensión) es un plan de alimentación que ha sido utilizado con el fin de disminuir la presión arterial, donde no se necesita tratamiento farmacológico.

Características de la dieta:

  • Consumo limitado de sodio (1500-2300 mg/día)
  • Baja en grasas saturadas y colesterol
  • Promueve el consumo de frutas y verduras, obteniendo así grandes cantidades de minerales como potasio, calcio y magnesio
  • Fomenta el consumo de cereales con alto contenido de fibra

En este plan alimenticio se recomienda el consumo de:

7-8 porciones de cereales
4-5 porciones de verduras
4-5 porciones de frutas
2-3 porciones de lácteos descremados
2-3 porciones de aceites y grasas
2 o menos porciones de carne, pollo, pescado
5 porciones de azúcares por semana

El consumo de alimentos procesados contribuye a un aumento de la presión arterial, ya que tienen un alto contenido en sodio, por esa razón se recomienda disminuir su consumo.

Dieta Cetogénica

Consiste en un alto consumo de lípidos, es baja en carbohidratos y con un valor adecuado en proteínas; así, la mayor parte de la energía se obtiene de los depósitos de grasa y de los ácidos grasos, y esto evita la producción de metabolitos antioxidantes y genera un aumento en la producción de energía en el tejido cerebral.

Esta dieta surgió por la necesidad de controlar ataques de epilepsia, a raíz de un estudio en niños y adultos realizado por Guelpa y Marie a principios de 1920. Tiene como objetivos mejorar las crisis y el patrón electroencefalográfico, evitar el deterioro neurológico y mantener un correcto crecimiento y desarrollo del niño.

Con la evolución del hombre y de la ciencia, han surgido nuevas alternativas para el control y prevención de enfermedades a través de las dietas,que son una parte fundamental de nuestra vida.

* Estudiante de licenciatura. Facultad de Nutrición, UAEM. 106.mfcb@gmail.com

Revista Vórtice #19 Ser humano “La neuropsicología en el tratamiento de la Enfermedad de Parkinson”

La neuropsicología en el tratamiento de la Enfermedad de Parkinson

Carlos José Aragón Carrillo * Autor

La Enfermedad de Parkinson (EP) es una de las enfermedades neurodegenerativas (muerte progresiva de neuronas) más comunes que aparecen en la edad adulta. La EP está teniendo un gran impacto en nuestra sociedad y actualmente ocupa el segundo lugar entre los padecimientos degenerativos del sistema nervioso en la población adulta de México.

Las personas que viven con EP pueden presentar síntomas motores y no motores. Entre los síntomas motores más frecuentes se encuentran el temblor, la rigidez o resistencia al movimiento, la disminución del movimiento espontáneo y la inestabilidad postural. En cuanto a los síntomas no motores, estos pacientes presentan problemas visoespaciales, de atención y en las funciones ejecutivas.

Es importante considerar que entre más temprano se detecte la enfermedad y se administre el tratamiento adecuado, se estará asegurando una mejor condición de vida a la persona y a su familia. En la actualidad, el diagnóstico se establece con base en el análisis de los síntomas, por tanto, se realiza de forma clínica. El especialista médico adecuado para realizar el diagnóstico es el neurólogo. Sin embargo, es valioso que la población conozca algunos de los síntomas que más se re portan en las personas que desarrollan EP: temblores o contracciones en las extremidades, mentón y labios; cambio radical en la forma de la escritura, la letra se hace mucho más pequeña o se juntan y enciman las palabras; pérdida en la capacidad para distinguir olores, por ejemplo, ya no se puede distinguir el olor de la canela, o alimentos con vinagre; presencia de estreñimiento; disminución del volumen de la voz; pérdida de la expresión facial, algo que se le conoce como aspecto de máscara; cambios en cómo se duerme, caídas de la cama, lanzar golpes mientras se duerme; mucha rigidez en brazos, piernas y en el cuerpo en general, así como un pronunciado encorvamiento de la espalda.

Cuando se establece el diagnóstico de EP es fundamental contar con un grupo multidisciplinario que asista tanto a la persona como a su grupo cercano, principalmente familia y cuidadores. El grupo multidisciplinario debe integrarse por distintos profesionales: neurólogo, nutriólogo, psicólogo, neuropsicólogo, psiquiatra y terapista físico. En el ámbito de la psicología, se puede recurrir a la neuropsicoterapia y a la intervención neuropsicológica. Entre las actividades de la neuropsicología se encuentran la elaboración y la evaluación de planes de intervención, de los cuales se recomienda el modelo funcional o ecológico, que implica la descripción de cómo participan los procesos cognoscitivos en la realización de actividades de la vida diaria, cosas habituales como hacer compras, utilizar el servicio de transporte, realizar pagos, cruzar una calle, por citar algunos ejemplos. Para llevar a cabo la intervención neuropsicológica, se debe hacer una valoración individual profunda de las funciones neuropsicológicas (memoria, atención, lenguaje, praxias, gnosias, etcétera).

También deben considerarse todas las actividades que la persona realiza a lo largo de su día, esto incluye actividades sociales, familiares y laborales. Posterior a la fase de evaluación, se establece el programa de intervención neuropsicológica, que consiste en planear ejercicios y tareas que impacten de manera positiva en las actividades que la persona realiza día a día.

El estado de Morelos requiere más espacios con especialistas que atiendan a esta población desde la neuropsicología. En Cuernavaca, uno de los lugares donde se brinda este tipo de atención es el Centro de Investigación Transdisciplinar en Psicología (CITPsi), perteneciente a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

*Jefe de Transferencia de Conocimientos. Centro de Investigación Transdisciplinar en Psicología, UAEM.

Revista Vórtice #19 La Tierra y sus habitantes “Cuernavaca, Ciudad Verde”

Cuernavaca, Ciudad Verde

Ivonne Yazmín Arce García * Autora

El término Ciudades Verdes está de moda, y cada día es más frecuente leer o escuchar que en diferentes partes del mundo existen ciudades que se están transformando para ser o convertirse en verdes o sustentables, mediante la implementación de actividades ecológicas que presentan grandes beneficios para sus regiones, minimizando con ello el impacto negativo de las actividades diarias del ser humano sobre el entorno, lo que las vuelve valiosas y las distingue como comunidades vanguardistas.

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), una Ciudad Verde o sustentable, es aquella que, sin forzar los ciclos naturales de su región, asegura los procesos productivos y de consumo de la sociedad que radica en ella, tanto en su consumo directo, como en el intercambio de recursos por desarrollos tecnológicos, bienes de capital y de consumo duradero en el tiempo y en el espacio. Por lo que una Ciudad Verde será aquella donde exista una adecuada movilidad, considerable ahorro de energía, eficaz aprovechamiento de los recursos hídricos, disminución de la contaminación (visual, física y auditiva) y la creación de espacios públicos agradables para el esparcimiento.

Visto de esta forma, ¿cómo podrá nuestra hermosa ciudad de Cuernavaca, Morelos, llegar a ser una Ciudad Verde, para que continúe siendo considerada y elegida para tener una mejor calidad de vida, debido a que es privilegiada por sus condiciones climatológicas y por ello orgullosamente denominada en México La ciudad de la eterna primavera y que favorece escenarios laborales por la cercanía con la Ciudad de México?

¿Podrá Cuernavaca cambiar su situación actual y llegar a condiciones de sustentabilidad? La ciudad ha crecido y se ha poblado sin planeación, lo que origina que muchas familias no cuenten con los servicios básicos, como el abastecimiento de agua potable o el servicio de recolección de la basura (orgánica e inorgánica), regada por las calles y avenidas.

Ante este escenario, es necesaria la colaboración conjunta entre sociedad y gobierno, para realizar y pilotear prácticas limpias desde casa, comunidad, escuelas, supermercados, industrias, hospitales, ayuntamiento y todos los sectores involucrados en una colonia o unidad habitacional, lo que permitirá el desarrollo de una cultura colectiva y una responsabilidad social.

Para generar un detonante de este hecho en una micro-sociedad de economía media, se ha planteado, como proyecto de maestría de quien suscribe y bajo la dirección de la doctora María Guadalupe Valladares Cisneros, trabajar arduamente con una unidad habitacional multifamiliar (UHM), en la cual se comparten, además del espacio físico, los servicios básicos requeridos para una adecuada calidad de vida.

Actualmente, algunas UHM de nuestra ciudad dan la apariencia de descuido y a simple vista se podría decir que están lejos de formar parte de una Ciudad Verde, por la carencia de servicios que muestran. Sin embargo, a pesar de tener estos aspectos en contra, es necesario trabajar con las personas que habitan y se desarrollan en una UHM, para formar e implementar técnicas ecológicas sencillas, a partir del aprovechamiento de sus espacios y de la disposición adecuada de los residuos que generan a diario. Porque es erróneo afirmar que una Ciudad Verde sólo está ligada a nuevas edificaciones, con planeación de espacios, modernas instalaciones y arquitectura bioclimática (alineación de la construcción para aprovechar los beneficios de los recursos naturales: agua, viento, radiación solar, condiciones óptimas de suelo),lo que las haría sustentables. Si bien estos nuevos desarrollos de vivienda son modernos de inicio, de alto valor agregado y onerosos, actualmente en Cuernavaca el porcentaje de los mismos es bajo.

Por ello es necesario enfocar propuestas y canalizar esfuerzos hacia las microsociedades existentes en la ciudad, valorando sus condiciones y situación actual, para que a partir de estos hechos se innove en el aprovechamiento de sus recursos, se adapten, renueven y mejoren sus condiciones y prácticas, para detonar una cultura con enfoque y visión sostenible en las personas que habitan las UHM. El trabajo en la esfera social es uno de los pilares de mayor importancia para que nuestra ciudad comience a exhibir cambios de conciencia y hábitos de sus habitantes, que muestren el beneficio real que se obtiene al acoplarse a una nueva forma de vida ecológica, y logremos convertir a Cuernavaca, Morelos, en una Ciudad Verde más para el mundo.

* Estudiante de maestría. Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería, UAEM. yaz_black03@hotmail.com

Revista Vórtice #19 La Tierra y sus habitantes “Hongos en las profundidades del mar”

Hongos en las profundidades del mar

Ramón A. Batista García* autor

Las profundidades marinas no sólo albergan secretos de piratas y de barcos hundidos por guerreros de antaño; en lo profundo del mar podemos encontrar una inmensa diversidad de organismos: peces, esponjas, cangrejos, erizos… y también microorganismos.

Entre los microorganismos que habitan los fondos marinos se encuentran los hongos, aunque no son los mayoritarios. Los hongos son organismos excepcionales; nos asombran por su diversidad, su metabolismo y su capacidad de crecer sobre una gran variedad de sustratos.

Los hongos que habitan profundidades mayores a 700 m han sido muy poco abordados, sin embargo, en la comunidad científica internacional existe una gran expectativa sobre las ventajas biotecnológicas que pueden ofrecer estos organismos. Algunas investigaciones se han centrado en el estudio de hongos que viven muy estrechamente con las esponjas, las cuales son invertebrados marinos primitivos, que filtran diariamente miles de litros de agua de mar. En su interior se concentra una gran cantidad de animales microscópicos, plantas y nutrientes, que en su conjunto constituyen un medio ideal para el crecimiento de microorganismos como los hongos.

El Centro de Investigación en Dinámica Celular, en conjunto con investigadores de University College Cork (Irlanda), trabaja en la caracterización de hongos aislados de esponjas marinas, endémicas de la plataforma irlandesa. Se han aislado aproximadamente 14 hongos de estas esponjas.

Actualmente se trabaja en la caracterización del potencial biotecnológico de estos hongos para la producción de péptidos microbianos como posibles agentes terapéuticos, y en paralelo, se analiza la posibilidad de usarlos en estrategias de micorremediación (uso de hongos para la biorremediación de contaminantes).

Los fondos marinos están sometidos a características físico-químicas muy peculiares; entre ellas podemos mencionar bajas temperaturas, oscuridad, baja tensión de oxígeno y altas presiones. Los microorganismos que viven allí están adaptados a varias de estas condiciones, las cuales resultarían extremas para los seres humanos. Por ello, la búsqueda de hongos en estos ambientes profundos permite explorar nuevas especies y acceder a cepas con peculiares características metabólicas, que podrían tener aplicaciones en procesos industriales o ambientales.

Una de las dificultades más importantes para estudiar los hongos que habitan en estos ecosistemas profundos, es la obtención de cultivos en el laboratorio. Debido a los métodos de cultivo desarrollados hasta la actualidad, muy pocos hongos se recuperan de las muestras marinas, sean agua o sedimentos. Además, los pocos aislados fúngicos que podemos cultivar en condiciones de laboratorio, muestran un lento crecimiento y generan muy poca biomasa. De esta manera, muchas veces los hongos se mueren porque no somos capaces de proporcionarles un medio de cultivo adecuado para su crecimiento. Ciertamente resulta muy difícil recrear en el laboratorio condiciones de cultivos similares a las encontradas en las profundidades marinas. Entonces, una excelente manera de salvaguardar la biodiversidad de estos hongos consiste en aislar y preservar su ADN en los refrigeradores de nuestros laboratorios.

Resultados preliminares apuntan a estas cepas como muy promisorias para la degradación de xenobióticos (contaminantes ambientales muy persistentes y poco biodegradables), como fenoles policlorados e hidrocarburos policíclicos  aromáticos, así como para el tratamiento de lodos activados y la producción de péptidos antimicrobianos, entre otras aplicaciones biotecnológicas. Sin embargo, la búsqueda de cepas fúngicas a estas profundidades impone limitantes, como los altos costos, la dependencia de robots para la toma de muestras y la necesidad de barcos para las salidas de campo. Aun así, intentamos explorar el mundo de los hongos bajo el agua. Las profundidades del mar no sólo albergan peces de colores hermosos y corales, también esconden una impresionante biodiversidad de hongos, que pueden ser utilizados en diferentes aplicaciones biotecnológicas.

* Profesor Investigador. Centro de Investigación en Dinámica Celular, UAEM

Revista Vórtice #19 La Tierra y sus habitantes “Ululando la realidad: Búhos y lechuzas”

Ululando la realidad: Búhos y lechuzas

Diana V. Molina Pedroza* autora

Cuando hablamos de búhos, los imaginamos como aves astutas y con un alto nivel de agresión. Estas aves generalmente se relacionan con la inteligencia y la sabiduría. Al igual que las lechuzas, los búhos presentan un vuelo silencioso, dos grandes ojos y un peculiar canto, semejante a un llanto o gemido. Como una creencia popular, se ha dicho que algunas veces las lechuzas se transforman en hombres que tienen un poder sobrenatural. Los búhos son animales que popularmente se asocian a la muerte, y en países como China, representan calamidades, esto a causa de sus grandes ojos y debido a la fábula que menciona que los búhos jóvenes no aprenden a volar hasta que sacan los ojos de sus progenitores. Al igual que los de los búhos, los mitos sobre las lechuzas son también místicos, por ejemplo, en el antiguo México (Teotihuacán), la lechuza era considerada como dios de la lluvia y para los aztecas era una criatura demoníaca nocturna y de un mal presagio. En Egipto, debido a sus hábitos nocturnos, la lechuza simboliza la muerte, la noche y el frío.

Como principal característica, los búhos poseen un plumaje alzado, el cual simula unas orejas, y presenta una gran variedad de colores, sus ojos son grandes y casi siempre en tonos amarillos. No tienen movilidad ocular, por lo que sólo pueden ver hacia el frente, pero su cuello puede hacer girar su cabeza hasta 270º. A pesar de su tamaño y destreza nocturna, los búhos son parientes de aves que no creerías, como el gorrión común y los colibríes. Además poseen tres párpados, uno con el que parpadean, otro que cierran para dormir y uno más que utilizan para mantener limpios sus ojos. Existen cerca de 200 tipos de búhos, que van desde los 13 centímetros, hasta poco más de medio metro de altura y pueden tener desde 10 hasta 80 centímetros de envergadura (de la punta de un ala a la otra).

Las lechuzas son de menor tamaño que los búhos, tienen la cabeza pequeña, cara aplanada y ojos grandes. Ambas aves son de hábitos nocturnos y se encuentran en casi todos los continentes, presentan hábitos alimenticios variados, ya que a pesar de que en su mayoría son cazadoras, algunas especies prefieren comer frutos. Tanto los búhos como las lechuzas son incapaces de masticar su comida, por lo que desgarran y posteriormente tragan todo el trozo de carne. Algunas veces los hermanos mayores de búhos proveen de alimento a los polluelos, esto no es algo que comúnmente realicen otras aves. Los padres son muy territoriales con sus nidos y crías.

Los búhos, las lechuzas y el resto de las aves rapaces, no presentan buche, por lo que después de un periodo de tiempo, regurgitan las partes que no son digeribles de sus presas, con lo cual forman bolas de pelo y huesos que los científicos llaman egagrópilas, y que son comúnmente comercializadas para investigación o sólo como curiosidad.

El canto de los búhos y de las lechuzas se denomina “ululato”. Hasta el momento son pocas las especies de estos animales que se encuentran en peligro de extinción, sin embargo, el deterioro de su hábitat podría afectar su tamaño poblacional.

Las lechuzas y los búhos no son portadores del mal, son aves que, por sus hábitos nocturnos y su gran habilidad para cazar, se han hecho acreedoras de mala fama por la cultura popular.

*Estudiante de licenciatura. Facultad de Ciencias Biológicas, UAEM. valeria23.dv@gmail.com

Hubble eXtreme Deep Field (HXDF)

En 2004 se realizó la Hubble Ultra Deep Field (HUDF, campo ultra profundo del Hubble), que consiste en la imagen de una pequeñísima fracción del cielo, observada mediante largas exposiciones con el telescopio espacial Hubble, y que nos permitió ver y estudiar las galaxias más distantes jamás observadas. Lo importante -y sobre todo interesante- de esto es que, cuando se trata de observación espacial, mientras más lejos se ve, más nos adentramos en el pasado, y más nos acercamos a poder observar lo que sucedía cuando el universo era aún joven. Esa imagen de la década pasada nos permitió ver cómo era el universo hace poco menos de 13,000 millones de años. Continuar leyendo “Hubble eXtreme Deep Field (HXDF)”