Revista Vórtice #19 Secretos de la materia “Los inhibidores “verdes” de la corrosión”

Los inhibidores “verdes” de la corrosión

Ian Didiere Vázquez Aguirre * autor

Hoy en día el uso de materiales metálicos (MM) facilita las condiciones de vida del hombre, por lo que sería prácticamente imposible hablar de desarrollo, avance y modernización, sin mencionar el uso y aplicación de los MM. Sin embargo, los metales tienden a deteriorarse por su alta susceptibilidad al oxígeno presente en el ambiente en el que se encuentren (aire, agua o suelo). El deterioro de los MM ocurre por una reacción de tipo óxido-reducción, que se produce entre el metal que compone al material y el oxígeno del medio. Por ejemplo, una varilla base fierro (Fe) que se encuentra a la intemperie, con el paso del tiempo se oxidará, apreciándose como resultado la aparición de un residuo color rojizo marrón en su superficie, lo que da cuenta de la formación de óxidos de fierro (FeO y Fe2 O3). Dependiendo del metal base del MM es la coloración que toma la deposición de los respectivos óxidos.

La corrosión es un proceso imposible de evitar y se presenta en todas las estructuras metálicas, por lo que es uno de los principales problemas que causan pérdidas económicas en el ámbito industrial y generan contaminación. Para reducir los daños que provoca la corrosión en tuberías, tanques de mezclado, tubos en espiral y otras superficies de materiales, equipos e instrumentos metálicos, es posible mitigar la velocidad a la que ocurre.

Entre los diferentes métodos de prevención y control de la corrosión, el más rentable y práctico es el uso de inhibidores de la corrosión (IC), que son substancias o aditivos que al ser aplicados sobre la superficie metálica, forman una barrera protectora que protege el metal contra los agentes corrosivos que lo atacan. Otra vía es añadir los IC en pequeñas concentraciones en el medio agresivo, lo cual produce una disminución en la velocidad de la corrosión.

Actualmente, en el desarrollo de los IC, diversas investigaciones se encaminan en la evaluación de diferentes compuestos heterocíclicos nitrogenados, los cuales han resultado ser adecuados IC. Sin embargo, muestran los siguientes inconvenientes: elevado costo, alta toxicidad y el hecho de ser muy prolongada su permanencia en el ambiente. Debido a los peligros que acarrea el uso de IC de tipo orgánico sintético, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) y la Directiva de Restricción de Sustancias Peligrosas de la Unión Europea, se han encargado de proponer nuevas legislaciones ambientales, como la Ley de Control de Sustancias Tóxicas, para restringir el uso indiscriminado de diversos compuestos tóxicos (entre ellos, los IC) y proponer nuevas opciones de estudio que motiven la generación de investigación y desarrollo de IC ambientalmente amigables. Por ello, el estudio de inhibidores de origen vegetal ha despertado gran interés y actualmente se realizan diversos estudios e investigaciones en la búsqueda y exploración de moléculas naturales que sean eficientes como IC. Se trata de materiales vegetales, comestibles y/o medicinales, que son de origen natural, biodegradables, no tóxicos, de bajo costo y ambientalmente amigables; por lo que se han llamado inhibidores verdes de la corrosión (IVC), lo que permite considerarlos ecológicos, sustentables y finalmente aceptables.

La intención de mitigar los procesos de corrosión ha propiciado la apertura y expansión de un tema relevante en el intento de preservar los MM, principalmente por los altos costos que supone el reemplazo total de piezas corroídas, así como para garantizar la seguridad en la prevención de accidentes, puesto que frecuentemente conllevan la pérdida de vidas humanas y derrames en el ambiente. Éstos afectan todo el ecosistema donde se produce el evento, lo cual perjudica catastróficamente la fauna y la flora, así como los suelos, al penetrar en el subsuelo y llegar hasta los mantos freáticos, con efectos que pueden ser muy persistentes.

Actualmente, en la Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería, los doctores María Guadalupe Valladares Cisneros y Álvaro Torres Islas realizan actividades de investigación orientadas al estudio de IVC, para el desarrollo de alternativas verdes de control de la corrosión de MM en diferentes medios agresivos, como los bioenergéticos (biodiesel y gasohol).

* Estudiante de maestría. Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería, UAEM. ian121294@gmail.com